domingo, 12 de febrero de 2012

Blanco elemental


Para alguien cuya carrera periodística se había centrado en explicar los laberintos de la política de Washington, este libro parecía representar cierto desvío profesional, le sugerí. "Efectivamente", fue la segunda palabra que le oí pronunciar. El libro, titulado The puppy diaries: raising a dog named Scout (Diarios de un cachorro: la cría de un perro llamado Scout), tiene una fotografía de un joven golden retriever en la cubierta. Me resultaba difícil imaginar, le dije, a un director varón de The New York Times escribiendo un libro sobre la "complejidad" de las relaciones entre los seres humanos y los perros. "Quizá", respondió. "Lo escribí a partir de un blog que redactaba en nuestra página web en mi cargo anterior, el de directora adjunta. Solía matar de aburrimiento a los demás redactores con cuentos de nuestro cachorro. Alguno me habló sobre la necesidad de ampliar nuestra cobertura del mundo animal, y ahí empezó todo. Pero sí, seguramente fue... poco corriente. Porque lo que yo soy es periodista de investigación".
Jill Abramson, en la cúspide del periodismo.
John Carlin, 12-02-2012. EL PAÍS


Dunkerque -8 ºC. Une baguette, 0,64€. Un chapeau, 9,00€. Carolina Chocolate Drops, Leaving Eden, CD 19,00€.

No hay comentarios: