jueves, 15 de diciembre de 2011

Sentido (II)



KRYSTLE WARREN & The Faculty. On That First Day of Autumn.
Había tantas páginas de esas, respetadas por la timidez o la negligencia, que no le vimos nunca el fin. Mi hermano escribió en ellas sus recetas. Mi madre forró con ellas sus frascos de confituras, sus nietas emborronadoras arrancaron hojas; pero no agotamos nuca los cuadernos verjurados, la obra desconocida. Mi madre las utilizaba, sin embargo, con una especie de fiebre destructora: «¡Cómo! Pero ¿quedan todavía? Necesito algunas para las chuletas con papillotes... Necesito también para forrar mis cajoncitos...» No era mofa... sino pena acerba y necesidad dolorosa de destruir la pena de una impotencia...
Yo también recurrí a aquella herencia inmaterial, en la época de mis comienzos. ¿Fue aquello lo que me hizo adquirir la costumbre fastuosa de escribir sobre cuartillas satinadas, de hermoso papel, sin economizarlas? Me atreví a tapar con mi gruesa letra redondilla la cursiva invisible, de la que sólo una persona en el mundo distinguía la luminosa filigrana que prolongaba hasta la gloria la única página amorosamente terminada, y cuya dedicatoria, firmada, decía:

A mi alma adorada,
su fiel marido:
JULIO-JOSÉ COLETTE.
COLETTE. Sido. Traducción de Julio Gómez de la Serna. Josep Janés Editor (1942).

No hay comentarios: